Publicado el

5 motivos por los que puede que Internet te vaya lento

Una de las principales preocupaciones de los usuarios que no tienen una gran experiencia en el uso de Internet es que a veces Internet va más lento de lo que esperan. Esto puede deberse perfectamente a una mala instalación de la red Wifi, baja velocidad, poca cobertura o una mala distribución de los equipos en el espacio físico. Sin embargo, en otras ocasiones Internet lento viene originado a causa de alguna extensión del navegador o programa que se ha instalado.

En este artículo te presentamos algunos de los problemas comunes por los que una conexión a Internet puede funcionar más lentamente de lo esperado. Si tienes alguno de estos problemas u otro que no haya puesto aquí y no sabes por qué Internet te va lento, añádelo al final en los comentarios para que intentemos ayudarte.

Problemas típicos por los que Internet va lento

La velocidad a la que te va Internet depende de muchos factores, no sólo de la conexión que tengas contratada, ni el tipo de red. Hay diversos problemas típicos que hacen que nuestra conexión vaya lenta, pero que se pueden solucionar fácilmente.

1. Has instalado alguna barra de navegador. Algunas páginas de descargas te fuerzan simuladamente a descargarte una barra de publicidad, te cambian la página de inicio y hacen que todo funcione más lentamente. Procura no bajarte este tipo de barras, estar atento a las condiciones y limpiar tu navegador.

2. Has instalado alguna extensión de Chrome o Firefox que ralentiza la navegación. Algunas extensiones las instalamos voluntariamente, pero otras es posible que se hayan instalado de forma disimulada y ahora nos están perjudicando. Muchas veces son pura publicidad. Para arreglar esto, tienes que ir al menú “herramientas” y luego “extensiones” tanto en Firefox como Chrome y luego eliminar lo que no necesites.

3. Tienes varias páginas de inicio. Tener demasiadas páginas de inicio puede hacer que tu navegador tarde mucho en arrancar. Esto no es un problema de la velocidad de tu Wifi, sino de los usos adecuados de Internet. Lo recomendable es que haya una página de inicio, la que vayas a utilizar más. En ocasiones, que tarde mucho en arrancar el navegador puede ser por causa de que tú mismo has configurado esas páginas y en tal caso tendrás que ver si te interesa. En otros, es publicidad que se ha instalado en tu navegador.

4. Tienes un software malicioso restándote velocidad. En ocasiones un troyano o un software espía trata de replicarse a través de Internet, restando velocidad a tu conexión. Es como si te hubieran reducido la velocidad a la mitad o más, ya que alguien te está consumiendo ancho de banda y seguramente haciendo muchos desbarajustes que ignoras. En tal caso, ponte en manos de un servicio informático lo antes posible (estamos en Madrid, pero podemos ayudarte por control remoto).

5. No es un problema tuyo. En ocasiones, no es tu velocidad de red la que falla, sino las páginas en las que estás entrando. O la RAM que tienes, de modo que no es sólo Internet, sino cualquier programa. Hay páginas web que requieren una alta velocidad para funcionar bien, ya que tienen un montón de animaciones en Flash, banners y pop-ups que tardan mucho en cargar.